Explicación de la vacuna contra la gripe

Obtenga la información más importante sobre la gripe y sobre la forma en que la vacuna puede evitar que la gripe lo enferme.

¿Por qué las personas deben vacunarse contra la gripe?

La gripe es una enfermedad seria que puede provocar la hospitalización y, en ocasiones, incluso la muerte. Cada temporada de gripe es diferente, y la infección de la gripe puede afectar de distinta forma a las personas, pero millones de personas se contagian de gripe todos los años, cientos de miles de personas son hospitalizadas y miles o decenas de miles de personas mueren por causas relacionadas con la gripe todos los años.


Incluso las personas sanas pueden enfermarse seriamente por la gripe y contagiársela a los demás. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) calculan que las hospitalizaciones relacionadas con la gripe desde 2010 se encontraron en un rango de 140,000 a 710,000, mientras que se calcula que las muertes relacionadas con la gripe se encontraron en un rango de 12,000 a 56,000. Durante la temporada de gripe, los virus de la gripe circulan a mayores niveles en la población de los Estados Unidos. (En los Estados Unidos, la “temporada de gripe” puede comenzar temprano, en octubre, y prolongarse hasta mayo).


La vacuna anual contra la gripe estacional es la mejor forma de reducir el riesgo de enfermarse con la gripe estacional y contagiar a otros. Cuando una mayor cantidad de personas se vacunan contra la gripe, es menor el nivel de gripe que se propaga en esa comunidad.


¿Cómo funcionan las vacunas contra la gripe?

Las vacunas contra la gripe provocan que el cuerpo desarrolle anticuerpos alrededor de dos semanas después de la vacunación. Estos anticuerpos brindan protección contra la infección por los virus presentes en la vacuna.

La vacuna contra la gripe estacional protege contra los virus de la gripe que, según las investigaciones, serán los más frecuentes en esta próxima temporada. Las vacunas contra la gripe tradicionales (denominadas vacunas “trivalentes”) se fabrican para proteger contra tres virus de la gripe; un virus de la influenza A (H1N1), un virus de la influenza A (H3N2) y un virus de la influenza B. También se fabrican vacunas que protegen contra cuatro virus de la gripe (denominadas vacunas “cuadrivalentes”). Estas vacunas protegen contra los mismos virus que la vacuna trivalente y contra otro virus B adicional.


¿Quiénes deben vacunarse esta temporada?

Todas las personas que tengan más de seis meses de edad deben vacunarse contra la gripe todas las temporadas. Esta recomendación se estipuló en 2010. La vacunación para prevenir la gripe es especialmente importante para las personas que presentan riesgo alto de padecer complicaciones serias por la gripe.


¿Quiénes no deben vacunarse esta temporada?

Los CDC recomiendan el uso de la vacuna contra la gripe (vacuna inactivada contra la influenza o IIV [inactivated influenza vaccine]) y la vacuna recombinante contra la influenza (recombinant influenza vaccine, RIV).

La vacuna contra la gripe en aerosol nasal (vacuna contra la influenza de virus vivos atenuados o LAIV [live attenuated influenza vaccine]) no se debe utilizar durante 2016-2017. Hay distintas vacunas contra la gripe aprobadas para su uso en distintos grupos de personas. Entre los factores que pueden determinar que una persona sea apta para la vacunación, o para la vacunación con una determinada vacuna, incluyen la edad de la persona, su estado de salud (actual y pasado) y cualquier alergia a la vacuna contra la gripe o a sus componentes.


Hable con su médico de atención primaria si tiene inquietudes acerca de la vacunación contra la gripe. En general, las personas que cumplan con alguno de los criterios que se presentan a continuación no deben vacunarse contra la gripe:

  • niños de menos de seis meses de edad;
  • personas que presentan una enfermedad moderada a severa con fiebre;
  • personas con alergias potencialmente mortales a algún ingrediente de la vacuna contra la gripe (como la gelatina o los antibióticos)*;
  • personas que actualmente desarrollaron el trastorno neurológico poco frecuente denominado “síndrome de Guillain-Barré” luego de recibir la vacuna contra la gripe estacional;

*Las personas a las que se les ha diagnosticado una alergia al huevo pueden solicitar una vacuna sin huevo.


¿Cuándo debo vacunarme?

Debe vacunarse contra la gripe antes de que la gripe comience a propagarse en su comunidad. Luego de la vacunación, el cuerpo tarda alrededor de dos semanas en desarrollar los anticuerpos que protegen contra la gripe, por lo que debe planificar vacunarse a comienzos del otoño, antes de que empiece la temporada de gripe.

Los CDC recomiendan que las personas se vacunen contra la gripe antes de que finalice el mes de octubre, si fuera posible. Sin embargo, vacunarse más tarde también puede ser beneficioso, por lo que se debe continuar ofreciendo la vacuna durante toda la temporada de gripe, incluso durante el mes de enero o después.

Los niños que necesitan recibir dos dosis de la vacuna para estar protegidos deben iniciar el proceso de vacunación antes, ya que las dos dosis se deben dar con cuatro semanas de diferencia, como mínimo.


¿Por qué tengo que vacunarme contra la gripe todos los años?

Se debe vacunar contra la gripe todas las temporadas por dos motivos. En primer lugar, la respuesta inmunológica del cuerpo a la vacunación disminuye con el tiempo, por lo que se debe aplicar una vacuna anual para contar con una protección óptima. En segundo lugar, los virus de la gripe cambian constantemente. De este modo, la formulación de la vacuna contra la gripe se revisa todos los años y, en ocasiones, se actualiza para adaptarse a los cambios en los virus de la gripe.

Para obtener la mejor protección, todas las personas de más de seis meses deben vacunarse en forma anual.


¿La vacuna contra la gripe comienza a funcionar inmediatamente?

No. Luego de la vacunación, el cuerpo tarda alrededor de dos semanas en desarrollar los anticuerpos y brindar protección contra la infección por el virus de la gripe. Por este motivo, es mejor vacunarse a comienzos del otoño, antes de que la temporada de gripe haya comenzado realmente.


¿Puedo contagiarme con la gripe estacional aunque me haya vacunado contra la gripe este año?

Sí. Todavía hay posibilidades de contagiarse de gripe aunque se haya vacunado.

La capacidad que tiene la vacuna contra la gripe de proteger a una persona depende de varios factores, incluidos la edad y el estado de salud de la persona que se vacuna, y también la similitud o la “coincidencia” entre los virus utilizados para fabricar la vacuna y aquellos que circulan en la comunidad. Si los virus presentes en la vacuna y los virus de gripe que circulan en la comunidad tienen una coincidencia cercana, la efectividad de la vacuna es mayor. Si no tienen una coincidencia cercana, la efectividad de la vacuna se ve reducida.

Sin embargo, es importante recordar que, incluso si los virus no tienen una coincidencia cercana, la vacuna, de todos modos, puede proteger a muchas personas y prevenir complicaciones relacionadas con la gripe. Dicha protección es posible porque los anticuerpos que se generan en respuesta a la vacuna pueden brindar cierta protección (denominada “protección cruzada”) contra virus de la gripe que sean diferentes pero estén relacionados.


¿Qué tan efectiva es la vacuna contra la gripe?

La efectividad de la vacuna (vaccine effectiveness, VE) contra la gripe puede variar de un año a otro y entre los distintos grupos etarios y grupos de riesgo. Para obtener más información, visite el sitio web de los CDC con respecto a la efectividad de la vacuna o los detalles sobre la temporada de gripe 2017 - 2018.


¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la gripe?

  • La vacunación contra la gripe puede evitar que se enferme de gripe.

  • La vacunación contra la gripe puede reducir el riesgo de que se produzcan hospitalizaciones asociadas con la gripe, incluidas las hospitalizaciones en niños y adultos mayores.
    • Se determinó que la efectividad de la vacuna en la prevención de las hospitalizaciones asociadas con la gripe era similar a la efectividad de la vacuna contra la enfermedad de la gripe que provocaba consultas al médico en un estudio comparativo publicado en 2016.

  • La vacunación contra la gripe es una herramienta preventiva importante para las personas que tienen problemas de salud crónicos.
    • La vacunación contra la gripe se ha asociado con reducción en las tasas de determinados episodios cardíacos (del corazón) entre las personas con enfermedades cardíacas, en especial entre aquellas que presentaron un episodio cardíaco durante el último año.
    • La vacunación contra la gripe también se ha asociado con la reducción de las hospitalizaciones entre las personas con diabetes (79 %) y enfermedad pulmonar crónica (52 %).

  • La vacunación contra la gripe ayuda a proteger a las mujeres durante el embarazo y después de este. Vacunarse contra la gripe también puede ayudar a proteger a un bebé contra la gripe luego del nacimiento. (La madre puede transmitirle sus anticuerpos al bebé en desarrollo durante el embarazo).
    • En un estudio en el que se evaluó la efectividad de la vacuna contra la gripe en embarazadas, se detectó que la vacunación reducía en alrededor de la mitad el riesgo de padecer infecciones respiratorias agudas (acute respiratory infection, ARI) asociadas con la gripe.
    • Hay estudios que muestran que la vacunación de las embarazadas puede reducir en hasta la mitad el riesgo del bebé de padecer la enfermedad de la gripe. Este beneficio de protección se observó hasta los cuatro meses posteriores al nacimiento.

  • La vacunación contra la gripe puede hacer que la enfermedad de la gripe sea más leve si se llega a enfermar.

  • Vacunarse también protege a las personas a su alrededor, incluidos aquellos que son más vulnerables a presentar la enfermedad de la gripe seria, como los bebés y niños pequeños, las personas mayores y las personas con determinados problemas de salud crónicos.