Mantenerse al día con las vacunas

Estar al día con las vacunas recomendadas puede ayudar a que usted se proteja y a proteger a otras personas.

La COVID-19 domina las noticias desde hace más de un año… ¿la gente está al día con todas las demás vacunas de rutina recomendadas?

Desafortunadamente, los estudios demuestran que las tasas de vacunación de los estadounidenses de todas las edades son bajas, lo que supone una preocupación que va en aumento. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), los estadounidenses no desarrollan ni mantienen su inmunidad durante la edad adulta, y se han administrado menos vacunas infantiles durante la pandemia de COVID-19.

“La mayoría de los medicamentos tratan o curan enfermedades. Las vacunas previenen las enfermedades”, afirma el Dr. Cary Shames, director médico y vicepresidente de Sharp Health Plan. “Las enfermedades prevenibles como la influenza, el virus del papiloma humano y el sarampión pueden traer aparejada una hospitalización e incluso la muerte. Por eso es tan importante vacunarse”.

Estar al día con las vacunas en la edad adulta es esencial

Aunque las personas hayan recibido todas las vacunas durante la infancia, es posible que sigan necesitando algunas vacunas en la edad adulta.

El Dr. Shames explica lo siguiente: “Varios factores, como la edad, el estilo de vida, los problemas de salud y las vacunas administradas en una etapa anterior, determinan las vacunas que usted necesita durante la edad adulta. Su médico de atención primaria puede recomendarle las vacunas que usted necesita en función de estos factores”.

A continuación, se detallan tres razones importantes por las que los adultos deberían vacunarse, según los CDC:

  1. La gente puede seguir estando en riesgo de contraer enfermedades graves que son frecuentes en los EE. UU.
    Cada año miles de adultos en los EE. UU. se enferman y son hospitalizados debido a enfermedades que las vacunas ayudan a prevenir. Estar vacunado puede ayudar a reducir estos riesgos.
  2. Recuperarse de una enfermedad puede llevar más tiempo para los adultos.
    Las enfermedades graves pueden afectar la capacidad de una persona para cumplir con sus responsabilidades, como el trabajo o el cuidado de sus seres queridos. Las vacunas pueden ayudar a las personas a evitar enfermarse.
  3. Las vacunas ayudan a proteger a las personas que nos rodean.
    Las vacunas disminuyen la posibilidad de enfermarse, ya que actúan con las defensas naturales del organismo y reducen la probabilidad de propagar determinadas enfermedades a otras personas.

Averigüe qué vacunas están cubiertas por su seguro de salud

Todos los planes del mercado de seguros de salud y la mayoría de los planes de seguro de salud privados deben cubrir determinadas vacunas a través de la Ley de Cuidados de la Salud Asequibles, por lo que no se le cobrará un copago o coseguro cuando los servicios de vacunas sean proporcionados por un proveedor dentro de la red.

Para los beneficiarios de Medicare, las Partes B y D de Medicare cubren diferentes vacunas. Consulte su Evidencia de cobertura a través de su proveedor de seguro de salud para obtener información sobre los detalles específicos de la cobertura.

Independientemente de cuán saludable esté hoy, hablar con el médico sobre la atención preventiva y las vacunas de rutina recomendadas puede marcar una diferencia para usted, sus seres queridos y la comunidad.

Sharp HealthCare acepta casi todos los planes de seguro de salud, incluyendo Sharp Health Plan. Para obtener más información, o si está listo para comprar un seguro individual, el equipo de afiliación de Sharp Health Plan está disponible para ayudarle.

También le podría interesar...

Si no es COVID, ¿qué es?

Los hospitales están viendo un aumento de las enfermedades respiratorias, y no siempre es COVID-19.

Riesgos de COVID-19 para quienes hayan recibido la vacuna

Aunque las infecciones posteriores a la vacunación son poco frecuentes, sí ocurren.