¿Cómo encontrar el terapeuta adecuado?

¿Está pensando en hacer terapia? Encontrar el terapeuta adecuado es un primer paso importante.


Si está considerando la posibilidad de hacer terapia, encontrar el terapeuta adecuado puede llevar algún tiempo. Pero definitivamente vale la pena el esfuerzo.

Según el Dr. Cary B. Shames, director médico y vicepresidente de Sharp Health Plan, el término “terapeuta” a menudo se usa para diversos tipos de profesionales de la salud mental. La atención que brindan puede ser similar, con algunas diferencias importantes:

  • Los terapeutas y consejeros ayudan a resolver problemas vinculados a los pensamientos, las emociones y las relaciones. Es probable que traten afecciones como problemas de comportamiento, estrés, ansiedad y depresión.
  • Los trabajadores sociales clínicos con licencia proporcionan una amplia variedad de servicios para la salud mental y emocional, que incluyen tratamiento y terapia para el abuso de sustancias, y están bien capacitados en el manejo de casos.
  • Los psiquiatras son médicos que pueden diagnosticar afecciones de salud mental, recetar y supervisar medicamentos y realizar pruebas médicas para definir las necesidades específicas.
  • Los psicólogos pueden proporcionar terapia individual o grupal y no recetan medicamentos. Pueden tener formación especializada en diferentes tipos de tratamiento terapéutico.

“Si bien es bueno tener en cuenta las credenciales, un buen terapeuta es alguien con quien puede sentirse cómodo, seguro y conectado”, afirma el Dr. Shames. “Esa conexión es vital no solo para construir una relación efectiva entre el paciente y el terapeuta, sino también para alinearse con los objetivos de su tratamiento y sus planes para lograr esos objetivos”.

Si busca un terapeuta que pueda ayudarle a largo plazo, el Dr. Shames le recomienda seguir estos cinco consejos:

1

Piense en sus necesidades.

  • Centre su búsqueda escribiendo sus principales preocupaciones y lo que desea obtener de la terapia.
  • Haga un seguimiento de cualquier síntoma que usted manifieste, incluidos los sentimientos de desesperanza y la pérdida de interés en los pasatiempos.
  • Determine qué es importante para usted en un terapeuta, como la distancia desde su hogar o la posibilidad de hacer visitas virtuales; la capacidad de recetar medicamentos; la experiencia de trabajar con personas en función del género, el idioma, el origen racial, la orientación sexual, la fe, el trauma u otros aspectos de la identidad; y los métodos de tratamiento ofrecidos.
2

Investigue.

  • Consulte la póliza de su plan de seguro de salud para ver si usted necesita una remisión de su médico de atención primaria antes de buscar servicios para la salud mental.
  • Busque proveedores de salud mental en el directorio de proveedores de su aseguradora de salud e identifique al menos tres proveedores que considere que podrían ser adecuados para usted.
  • Si no tiene seguro de salud, los centros comunitarios y las bibliotecas públicas a menudo tienen números de teléfono de recursos locales. También puede pedirle recomendaciones a un amigo de confianza o investigar los programas académicos o laborales.
3

Llame para programar una cita.

  • Si se siente nervioso, respire profundamente y recuerde sus motivos para buscar ayuda.
  • Verifique que el posible terapeuta acepte su seguro. Pregunte cuánto se espera que pague por la cita o cuánto costará si el terapeuta ofrece servicios con escala variable.
  • Programe una cita, incluso si faltan meses para la próxima vacante disponible, y cancele la cita si encuentra a otro profesional que pueda ayudarle antes.
  • Confirme si la cita será en persona o virtual. Para las citas virtuales, pregunte sobre los requisitos técnicos.
4

Haga las preguntas correctas.

  • Escriba preguntas sobre las cuestiones que sean importantes para usted antes de la cita. Por ejemplo, la experiencia del terapeuta en tratar sus preocupaciones, el nivel de rapidez que se espera para que el tratamiento sea eficaz, si el terapeuta puede recetar medicamentos en el caso de que sea necesario y qué sucede si el tratamiento no parece estar funcionando.
5

Siga su instinto.

  • Preste especial atención a su experiencia durante la cita: ¿se siente relajado, aceptado, escuchado, seguro y respetado?
  • Sepa que está bien si siente que el primer terapeuta no es la mejor opción para usted; comuníquese con el siguiente profesional de su lista y siga buscando.

“Se necesita paciencia y perseverancia para encontrar el terapeuta adecuado”, explica el Dr. Shames. “La persona adecuada puede ayudarle a aprender a lidiar con los problemas de salud mental y mejorar su bienestar por el resto de su vida”.

Si siente que no puede esperar semanas o meses para hablar con alguien, hay ayuda disponible. Mientras tanto, el Dr. Shames le aconseja que considere usar otros recursos, como grupos de apoyo de pares ofrecidos por la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales de San Diego u otros recursos de salud mental en la comunidad. Sin embargo, si usted o un ser querido está en crisis, llame al 911 o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio, que está disponible las 24 horas del día, al 1-800-273-8255. O bien, envíe un mensaje de texto con la palabra “HELLO” al 741741.

Obtenga asistencia con la salud del comportamiento

No necesita una remisión para acceder a un tratamiento para pacientes externos con un proveedor dentro de la red.


También podría gustarle…

Hombre y mujer mirando una calculadora

Verifique que su seguro cubra la atención médica de la salud mental

En tiempos difíciles como estos, el acceso a la atención médica de la salud mental es muy importante.

Hombre y mujer mirando una calculadora

9 beneficios de la atención preventiva

Aproveche al máximo su seguro de salud.