3 mitos sorprendentes sobre el alcohol

No se deje engañar por estas ideas equivocadas sobre el alcohol.


Desde una cerveza en una barbacoa en el patio trasero hasta una copa de vino antes de acostarse, el alcohol a menudo puede ser un atajo para socializar o relajarse. Para muchos estadounidenses, el consumo de alcohol es un problema cada vez mayor, y es la tercera causa de muerte prevenible en los Estados Unidos. Durante el Mes de Concientización sobre el Alcohol, estamos disipando algunos mitos sorprendentes sobre el consumo de alcohol para ayudarle a pensar antes de beber.

1

El alcohol le ayuda a dormir mejor por la noche.


Si bebe esta noche, es posible que se sienta somnoliento mañana. Aunque el alcohol es un sedante, las investigaciones sugieren que el alcohol altera la fase del sueño de movimientos oculares rápidos (Rapid Eye Movement, REM), lo que puede provocar insomnio al día siguiente. El insomnio está relacionado con una serie de problemas de salud crónicos, incluidas la diabetes y la presión arterial alta, por lo que podría valer la pena cambiar su copa nocturna por una taza de té descafeinado.

2

Tener una tolerancia elevada significa que usted puede lidiar con el alcohol.


Con el tiempo, beber alcohol puede aumentar su tolerancia y hacer que deba beber más antes de sentir sus efectos. El consumo excesivo de alcohol, incluidos los atracones de alcohol, el consumo excesivo y beber si está embarazada o es menor de 21 años de edad, puede afectar su salud. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control, CDC) definen el consumo excesivo de alcohol de la siguiente manera:

Atracones de alcohol:
  • Más de 4 tragos durante un solo evento, para las mujeres.
  • Más de 5 tragos durante un solo evento, para los hombres.
Consumo excesivo:
  • Más de 8 tragos por semana, para las mujeres.
  • Más de 15 tragos por semana, para los hombres.

Según las Pautas Alimentarias para Estadounidenses, los adultos mayores de 21 años de edad deben beber con moderación (2 bebidas o menos por día para los hombres o 1 bebida o menos por día para las mujeres) o deben elegir no beber.

El consumo excesivo también puede aumentar los riesgos de salud a largo plazo, que incluyen presión arterial alta, enfermedades cardíacas, diversos tipos de cáncer (incluidos el cáncer de mama y los cánceres gastrointestinales) y un sistema inmunitario debilitado, entre otros, según los informes de los CDC.

3

El consumo excesivo de alcohol es lo mismo que el alcoholismo.


Según los CDC, la mayoría de las personas que beben en exceso no son alcohólicas y no tienen dependencia del alcohol. Sin embargo, el estigma asociado con el alcoholismo puede impedir que muchas personas reciban la atención que necesitan. Las personas alcohólicas tienen dificultades para detener o controlar el consumo de alcohol, incluso cuando ese consumo afecta el trabajo, la vida social o la salud.

Cómo encontrar apoyo

Si usted o alguien que conoce necesita ayuda con el consumo de alcohol, la línea de ayuda nacional de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (Substance Abuse and Mental Health Services Administration, SAMHSA), 1-800-662-HELP (4357), es confidencial y gratuita. Está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, todos los días del año. Hay opciones disponibles en inglés y en español. Usted también puede analizar el consumo de alcohol con su médico de atención primaria para conocer las opciones de tratamiento dentro de la red.

Programa de bienestar Best Health®

El programa Best Health de Sharp Health Plan ofrece talleres de bienestar gratuitos y a su propio ritmo para ayudarle a establecer y mantener hábitos saludables. Entre los temas, se incluyen educación sobre el consumo de alcohol y las adicciones, el manejo del estrés y más. Inicie sesión o regístrese para comenzar.


También podría gustarle…

Relación entre el alcohol y la COVID-19

El consumo de alcohol puede interferir en la capacidad del organismo para defenderse contra la COVID-19.

Tratamiento eficaz para la adicción a los opioides y al alcohol

Un nuevo programa de Sharp ofrece medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) para apoyar una recuperación duradera.