El asesino silencioso que tiene una cura

Eliminar la hepatitis a través de la educación.

Se estima que solo en los Estados Unidos, alrededor de 5 millones de personas tienen hepatitis B o hepatitis C. Sin embargo, el 90 % de las personas con hepatitis B y el 80 % de las personas con hepatitis C no saben que la tienen. Esto da lugar a la posibilidad de que millones de personas contagien la infección a otros sin saberlo o contraigan un cáncer de hígado mortal.

A continuación, se presentan cuatro formas en las que la hepatitis B y la hepatitis C se suelen transmitir:

1

Recibir transfusiones de sangre

2

Durante el parto de la madre al hijo

3

Compartir maquinillas de afeitar o cepillos de dientes

4

Tatuajes o perforaciones en el cuerpo sin equipos adecuadamente esterilizados

El virus de hepatitis B también se puede propagar al tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada.

Si usted cree que está en riesgo de padecer hepatitis B o C, es importante que se someta a una prueba. Si desconoce su situación, hable con su médico de atención primaria. La mejor manera de prevenir la hepatitis B es vacunarse. Visite los CDC o la World Hepatitis Alliance para obtener la información más reciente sobre las iniciativas a nivel global para eliminar la hepatitis.


Artículos relacionados

Entender las diferencias entre la hepatitis A, B y C puede ser un método preventivo.

El condado de San Diego experimentó recientemente una emergencia de salud pública debido a un brote de hepatitis A.